Historias de hostales peruanos

Desde el domingo tengo el agrado de estar alojándome en un hostal, para los que desconocen que es, es algo así como un Hotel pero de baja calidad, actualmente en el que estoy tiene ¡2 estrellas! o por lo menos esas son las estrellas que tienen en el llavero; en lo personal creo que apenas alcanza una estrella.

En fin, mi historia es de hostales, y no quiero desviarme de eso.

El domingo llego al hostal con todas mis cosas, me registro y como no tenia dinero para pagar me retienen el pasaporte. Me pareció algo justo entonces acepte, tampoco iba a continuar caminando con todas mis cosas por todo Perú buscando precio.

Subo a mi cuarto, 403 (recuerden ese numero por favor, jueguenle mañana o mas tarde y si ganan bien por ustedes)… un cuarto que no era gran cosa, una cama (con colchón y sabanas), una mesa de luz y… nada mas, solo eso; tampoco tiene baño, debía usar uno compartido, pero soy hombre carajo, hago de parado y no necesito nada más. Dejo mis cosas sin preocuparme mucho por ordenarlas, conecto a Grimlock (que por suerte el medico-brujo-cirujano-carnicero y sus secuaces repararon) y no hay wifi para robar, maldición. Tomo la almohada y la apoyo contra la pared, dejo mi abrigo en el piso y ya tenia una improvisada silla para trabajar con Grimlock.

hostel

Es realmente incomodo trabajar así, y solamente con el trackpad que aborrezco con todo mi negro corazón, mi alma y mi ser. De todas formas, a trabajar se ha dicho, y con el paso de las horas uno se acostumbra.

Debo decir que se siente raro usar un trackpad, y para hacerlo mas divertido, suelo cambiar de dedos y usarlo con ambas manos, dependiendo lo que tenga que hacer con el teclado. Con el pasar de las horas y los días, uno gana la habilidad de deslizar los dedos de manera suave y precisa sobre esa superficie, lo que llevado a otros campos informáticos (léase pr0n) las compañeras de todo geek que maneje con destreza un trackpad estará muy agradecida de ese curioso invento.

Recuerden el numero de mi cuarto, 403, salgo a caminar y el ciber a enviar unos archivos, como mi cuarto no tiene llave… me lleve a Grimlock conmigo (de más esta decir que a todos lados voy con Grimlock), aparte la tenia que usar en el ciber para enviar los archivos. En el ciber comienzo a chatear, y lo veo a @eporroa conectado, me pongo a hablar con él y luego viene al ciber, de ahí fugamos a cenar algo y luego volví al hostal.

Una vez en el hostal, seguí con mis labores en mi improvisada silla, y luego me fui a dormir.

Al otro día me levanto temprano, voy al baño compartido, comienzo a investigar la ducha y… no funciona -.-‘ voy al otro baño compartido, y esta ¡Si funciona! pero solamente el agua fría -.-‘ junto spiral powa y entro a la ducha, nada mas lindo que un baño frío en pleno invierno peruano para sacarte el frío (el frío al igual que la lluvia es un chiste en Lima).

Bañado, limpio, bonito y hermoso, antes de salir a la nueva oficina, guardo todas mis cosas debajo de la cama, algunas debajo del colchón y otras en la mesita de luz. Recuerden que mi cuarto no tenia llave. Salgo del hostal, pregunto a un datero que combi tomar y llego sin problemas, allí me pongo a trabajar y eso, y luego me tomo la misma combi para volver. Llego al hostal, golpeo y el chico que atiende me pregunta en que cuarto estoy y le digo ese numero que debían recordar, 403.

— El cuarto 403 esta ocupado — me responde

¿WTF? MIS COSAS!, subo al cuarto, golpeo y me dicen que esta ocupado -.-‘ bajo, hablo con el chico y le digo que todas mis cosas estaban en el cuarto, y me responde que la chica que limpia no encontró nada… ¿WTF?, así que exijo que me dejen pasar al cuarto para buscar mis cosas, porque había escondido todo por miedo a los que choreen todo. Como no tenia una respuesta clara del encargado, subí a la puerta de mi cuarto, nadie iba a salir sin que lo viera, así tenga que estar todo el día ahí parado.

Estoy unos minutos, se me da por ver la ventana que tiene la habitación y… pr0n en vivo! ¿WTF? Dije yo, y por un lado me sentí mas tranquilo, estaban en algo que mis cosas no tienen mucho valor para ellos, de momento. Pasan unos minutos, bajo otra vez y le digo al chico que me deje pasar o entraba a la fuerza, así que sube conmigo y hace que me den mis cosas.

Ahí es cuando me cambio de cuarto, a uno que tenga baño (me quería bañar con agua calentita).

Esa fue mi primera aventura del primer día, al segundo día tuve otra algo mas “suave”.

El cuarto que estaba en ese momento, 205, daba al ventiluz o respiración que tienen los edificios. A eso de las 2330hs comienzo a escuchar mucho movimiento de gente, y cuando me estoy por ir a dormir, a eso de las 0045hs, escucho que alguien estaba de parranda en algún lugar, le pregunto al encargado (el mismo del día anterior, ya lo vengo fichando) y me dice que son unos ruidos de otro lugar… la parranda continua y salgo a ver donde carajos era el ruido… aquí fiel lector, tendrá que suponer de donde provenía tanto ruido… si, de la terraza del edificio, estaban haciendo una despedida de solteros con varias señoritas de moral laxa. Como la fiesta era en la terraza, el sonido bajaba sin ningún problema y de manera potenciada por el ventiluz, y entraba en mi cuarto de manera muy feliz.

Me vuelvo a quejar con el encargado y me cambia de cuarto, diciéndome que ese nuevo cuarto tenia TV -.-‘ Yo quiero dormir imbécil, no ver TV!, pero fui mas sutil y no le dije imbécil.

Logre dormir mas tarde, por suerte.

Acá concluyen mis primeros días, ahora estoy en un cuarto que no tiene baño, arregle con el encargado un precio (el encargado serio, no el otro) y algunas cosas más.

Cierta parte de mi espera no tener mas historias de hostales para contarles, o por lo menos de estos días, y cierta parte aventurera de mi si tiene ganas de que así sea. De todas formas la estoy pasando bonito.

cama

UPDATE: El nuevo cuarto en el que estaba, tenia un colchón de los más viejo, horrendo, duro y pesado del mundo, y el cuarto contiguo tenia un bonito colchón que nadie usaba… usando mis habilidades ninja cambie el colchón de cuarto y pude dormir en ese bello colchón; y de paso cambie la almohada que estaba más linda para mi gusto.

UPDATE: Al otro día me cambian a mi cuarto definitivo, que tiene TV (si, ese monitor de baja calidad que viene sin CPU) pero que tiene una mesa! Wiii, así que estoy usando la cama como silla y la mesa, solo me falta comprar un mouse.

6 comentarios en “Historias de hostales peruanos”

  1. XD Qué cosas. Yo recuerdo que en el hotel de Cuzco me tenía que bañar con agua helada porque entraba antes de que nadie se levantara y la terma ni siquiera calentaba ._.
    Espero que el resto de tu estadía ahí sea más tranquilo, y sobretodo que no te encuentres con amigos de lo ajeno rondado U.U
    Saludos!

  2. Desde luego, a ti no te gana nadie en aventuras. Comparado con las cosas que te pasan, las aventuras de F son un paseo por el parque. Espero que pronto puedas hallar un sitio más “estable” para quedarte, al menos hasta que las autoridades peruanas vayan por ti para deportarte 😉

  3. Tambien a donde te metes tu… minimo busca uno de 3 estrellas…

    Y pide un cuarto con llave… no vaya a ser que alguien entre a tu cuarto… para conocerte mejor… XD

    Cuidaaaaaaado! soy profetaaaaaa!

    Pero no se que me preocupo si tu con tu aserrin ya tienes suficiente… Cama-baño… 2 en 1… XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *