Historia de dos X (Final)

A pesar de no tener que preparar el desayuno se levantó temprano, salió a la cocina y la encontró preparando el café.

— Te estaba por ir a despertar.

La miró con cara de sueño y pasó al baño sin responderle. Salió después de unos minutos y con la cara más despierta.

— No me siento con ganas de estar en esa cama por mucho tiempo.

Tomó asiento en la mesa de la cocina y Daiana trajo una bandeja con los dos café y unas tostadas. Ella desayunó un poco apurada, como era su costumbre, mientras que él se tomaba todo el tiempo del mundo para hacerlo.

— Espero que hoy vayas a la facultad.

— Anoche te dije que sí.

La miró por curiosidad, sólo para encontrar a sus ojos huirles a los suyos, otra vez tenía esa extraña expresión en el rostro, igual que el día anterior.

— Andá a trabajar, yo limpio todo.

— Está bien.

Se cargó la mochila al hombro y salió al trabajo. Cuando llegó a la puerta, Sebastián la llamó.

Daiana agradeciendo— ¿Qué pasa?

— Gracias por cuidarme.

— Vos hiciste lo mismo por mí.

Pasó por el umbral de la puerta y se fue a trabajar. Sebastián se quedó pensando unos instantes y luego siguió desayunando.

Llegó a la facultad justo a horario, pasó derecho al aula y no salió hasta que la clase terminó. En el recreo fue al buffet a comer algo, la buscó y le llamó la atención no encontrarla, de repente se preguntó por qué la buscaba y no halló una respuesta. Las clases volvieron a comenzar y tuvo que ir de nuevo, esta vez no prestó atención, sus pensamientos todavía buscaban una respuesta.

Salió de trabajar y cuando llegó a la facultad fue a la biblioteca a terminar de ponerse al día. Durante el recreo siguió estudiando, pasando las últimas hojas y en la mitad de la clase siguiente ya estaba agotada. Juntó todas las cosas y decidió irse a dormir. Caminó por los pasillos hasta la entrada de la facultad y se frenó en la puerta, dudó en salir, se le hacía difícil, y se quedó esperando.

Se cansó de escuchar algo que no entendía durante un momento que no tenia ganas de hacerlo, muy a su pesar cerró las carpetas y abandonó la clase por la mitad, era la primera vez que lo hacía. Afuera del salón se sintió un poco más tranquilo, pero nada más. Miró el reloj y la hora lo alentó a irse a comer algo a la casa. Se encontraba llegando a la entrada de la facultad cuando la vio como perdida dando vueltas con la mochila al hombro.

— ¿A quién esperas?

Se dio vuelta y se sorprendió un poco.

— A nadie en especial, pero no podía irme sola, ¿Qué haces saliendo temprano de una clase?

— Nada, no ando con ganas de estar en una clase y decidí irme a comer algo en casa.

— ¿Te puedo acompañar?

— Está bien.

Salieron los dos y caminaron un buen tramo sin hablar.

— No sé qué te pasaba a vos, pero estos días que volví a casa sola, se me hizo el camino algo largo.

— Creo que te entiendo.

Sebastián rodeo la cintura de ella con su brazo.

Siguieron caminando sin hablar un rato más.

— La semana que estuviste encerrada y aislada del mundo, fue muy triste para mí, y más me dolía cuando tenía que hacer este camino solo, podría decirse que ahí fue cuando me di cuenta lo importante que eras para mi.

— No sabía que fuese así, siempre sos tan callado y aislado, hay veces que deseo que seas más expresivo.

— Sí, yo también.

Quedó callado unos instantes, la terminó de abrazar y le dio un beso en la boca. Terminó el beso y ella se separó de él, dándole la espalda, Sebastián se quedo mirándola.

— Discúlpame… pensé… —Daiana rompió en lagrimas— por favor, no llores.

Daiana se dio vuelta y lo abrazó muy fuerte.

— Perdóname vos a mi, no sé como estoy, no sé lo que siento, hay veces que me duele un poco la muerte de mi novio, pero en estos últimos días… no sé lo que me pasa.

— Me pasa algo especial con vos, sé que te quiero pero no sé hasta donde.

Ahora fue ella quien le dio un beso en la boca a él.

Daiana besando a Sebastian

— No sé si estoy lista para empezar de nuevo, después de tan poco tiempo.

Las lágrimas estaban disminuyendo, y él le dio otro beso.

— Tarde o temprano lo vas a tener que afrontar.

— Ya lo sé… —lo besó una vez más— tengo muchos sentimientos encontrados.

— Entonces… ¿Por qué me seguís besando?

Ella se alejó.

— No lo sé.

Lo abrazó de nuevo y lo volvió a besar

— No me sueltes.

— Te quiero.

Ella no le respondió, se puso a pensar mientas estaba en los brazos de él, no sabía muy bien lo que sentía, pero lo tenía, y eso le daba la voluntad de intentarlo. Lo besó otra vez.

— No sé lo que siento, pero sé que es con vos. No quiero lastimarte.

— Ya lo estas haciendo con tu indecisión.

— ¿No me entendés? No sé qué hacer, siento muchas cosas y pienso otras muy diferentes, no puedo asegurarte nada.

— Entonces asegúrame que lo vas a intentar.

Lo besó una vez más, confirmándole que lo iba a intentar.

7 comentarios en “Historia de dos X (Final)”

  1. Perdon a todos mis lectores por hacerles esperar el final del cuento.

    Este cuento es bastante particular. Luego de terminar de escibir El redactor, me encontre con un vacio, en lo personal queria seguir practicando dialogos, pero no tenia ganas de inventar toda la estructura coherente para que los personas puedan dialogar. Asi que me base en la relacion de Shinji y Misato para hacer esta historia.

    Espero haber sido fiel a la trama de Evangelion.

  2. ¡¿Qué?! ¡¿Aquí termina?! O_O
    He seguido toda la historia para que esto termine sólo un unos besos indecisos! O_O
    Me alegra que terminarán juntos, era de esperarse, pero personalmente me hubiera gustado algo más espontaneo para un final.

    Me gusto seguir la historia, gracias por compartirla. 😉

  3. Hey… a mí tbn me da un poco de pena que acabe así… aunque se veía venir.
    Bueno yo si la seguí eh… gracias por los pst… cada vez que salía uno nuevo.
    Qué lindo Juanito… aunque la indecisión… bueno… está paja! (jijijiji ^^)
    Un beso churrísimo!

  4. Stephanie,Thanks a lot for your memories of Mackey.I’m guessing we both arrived at an interest similar to Mackey’s in QM and representation theory via symplectic geometry and its relation to quantization. I recommend Stephanie’s books “Symmetry in Mechanics” and “Linearity, Symmetry and Prediction in the Hydrogen Atom”, to anyone who wants an introduction to these subjects.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *