Demonios interiores, miedo

A estas horas debería estar durmiendo, afuera hizo un calor insoportable en todo el día y para esta noche anuncian lluvia, pero no esta sucediendo todavía. Esta noche tratare de llevarlos en un viaje de terror dentro de cada uno de ustedes.

Hay muchas cosas que nos aterran en este mundo, lo que aterra a uno puede no aterrar a otro; pero lo que aterra a casi todos en general, es uno mismo.

Freud es quien mas horror nos causa en este tema. El hombre antes pensaba que solamente existían ellos en el universo, con el tiempo se dieron cuenta de que la tierra era redonda y que había mas gente en el mundo. Cuando sucedió esto, el hombre pensó que el mundo era el centro del universo. Luego vino Galileo Galilei, dijo que había mas cosas en el universo, y que la tierra giraba alrededor del sol y no al revés como se pensaba… así fue como casi fue quemado por hereje. Despojados de nuestro gobierno Universal, de ser el centro de todo, solamente nos quedaba ser dueño de nosotros mismos. Aquí es cuando Freud, con su modelo del funcionamiento del cerebro, nos borro de un plumazo de nosotros mismos. Somos lo que queda luego de haber superado el complejo de edipo/electra, y que nos gobiernas 3 partes diferentes, el yo, el ello y el superyo. Si no superamos el complejo de edipo/electra, seremos unos psicópatas con muchos problemas.

Asi es como Freud nos termino de despojar de todo.

Despojado de todo, intentamos entendernos. El problema también esta, en que la gente cambia con el pasar del tiempo, lo que nos lleva a un eterno desconocimiento de nosotros mismos, y el hombre por naturaleza teme a lo desconocido.

Tenemos miedo de nosotros, no sabemos de lo que somos capaces. En determinadas situaciones nos embargan sentimientos que no sabemos catalogar (que tal ves ni necesitemos catalogar, pero allí esta en nuestra naturaleza, poner orden, siendo que el universo tiende al caos y a la destrucción), en otras nos llama la atención la falta de ellos. Los disparadores de esos sentimientos cambian, así como del amor al odio hay un solo paso… y en lo personal pienso que el amor y el odio es lo mismo.

También tenemos nuestros demonios, nuestros problemas personales, esos que están ahí al acecho para aprovechar cualquier oportunidad para torturarnos, algunos incluso generan esas oportunidades de diferentes maneras.

Así es como el hombre, temeroso de si mismo, temeroso de sus demonios, se lanza a la sociedad. Una sociedad que esta igual que él, pero que por temor ve a cada individuo como una posible amenaza… es bien sabido que un ser temeroso, obrara por miedo, intentando sobrevivir, no hay porque ponerse vergonzoso, esta en nuestros genes mas antiguos así como la necesidad de cazar. Sonreír a un desconocido, no es un acto de galantaneria ni buenas costumbres, es un reflejo de nuestros genes, indicando que tenemos miedo. Alguien con temor actúa de manera defensiva, y muchas veces eso implica atacar primero y preguntar después.

No solo estamos indefensos y con miedo, sino que gente igual que nosotros nos comienza a atacar, por mero acto defensivo pero igual nos ataca; aquí es donde reaccionamos de la misma manera y nos lleva al caos y destrucción que esta predestinado el universo. No me digan pesimista, las leyes de la termodinámica apoyan mi exótica teoría. Veamos los hechos mundiales y veremos como la violencia aumenta día a día.

El hombre teme de si mismo, y del congénere que esta a su lado; nuestro peor temor no esta en nuestro medio ambiente, sino dentro de nosotros, o dentro de eso que creemos que somos nosotros.

Y creo que eso es miedo en estado puro.

Un comentario en “Demonios interiores, miedo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *