Vicisitudes de un dragón en la modernidad, Algunos primeros dias

Hace unos días el dragón comenzó a caminar… todavía no se que nombre ponerle, se me ocurre Grovi pero no va con él, busco algo mejor o que lo identifique mejor.

Los primeros días fueron difíciles, requería mucha atención, si bien tiene dientes (y filosos) no puede masticar bien, por lo que tuve que darle de comer como a un bebe casi. Me sentaba en el piso, ponía pedazitos de carne en mi mano y la acercaba a su boca. Después de comer le daban ganas de dormir y lo llevaba conmigo a la pc, se quedaba durmiendo en mi regazo mientras trabajaba.

Ya no puedo hacer eso, creció bastante y tiene mejor definido su cuerpo, las alas ahora son realmente alas y ya no tengo que darle de comer con tanto cuidado.

Continúa leyendo Vicisitudes de un dragón en la modernidad, Algunos primeros dias

Hoy

Hoy una amiga que esta embarazada esta feliz. Es divorciada y esta con un nuevo novio, aparentemente esta vez si esta bien. Ella es muy flaca y tiene senos pequeños, al estar embarazada los senos le están creciendo y esta feliz por ello, y lo estará hasta que deje de amamantar.

Hoy estoy en el supermercado, anotando unos precios para un proyecto. Esta semana comencé a leer un libro que me esta abriendo el panorama en cuanto a negocios. Hace varias veces que veo como la gente se lleva cantidades industriales de cerveza, especialmente los fines de semana, hoy estoy suponiendo que ahí se puede hacer algún negocio, todavía no se cual.

Hoy, paseando por el mercado, estoy solo. La diferencia es que hoy tengo una luz al final del túnel, cada vez que la miro entrecierro los ojos para que no me ilumine tanto… sufrí tanto que tengo los ojos sensibles, pero no dejo de mirar y buscar luces al final del túnel… esta luz parece real, por eso entrecierro los ojos, para que no me ilumine y dañe mis ojos una vez mas.

Continúa leyendo Hoy

Como matar a un Lemming

Algunos de ustedes tal ves no conozcan lo que es un Lemming, por eso haremos un breve comentario. Un Lemming, es un bichito que aparece en ciertos juegos de video, son una raza que debido a su superpoblación buscan y desean suicidarse para así reducir su población, la misión del jugador reside en salvarlos, pero eso no nos interesa. Ahora que sabemos lo que es un Lemming, seguiremos con la explicación.

Como les explique, los Lemming desean morir, a simple vista pareciera ser que la misión del SAP (sangriento asesino psicópata) es generarle la muerte a esas adorables criaturitas. Si piensas eso, estas equivocado, la misión del SAP es efectivamente matar, pero cualquier SAP que se jacte de serlo nunca tendrá el sencillo propósito de matar, siempre debe haber algo mas que lo motive a matar. Por ende el SAP siempre deberá tener como mínimo UN móvil que NO sea MATAR.

Tomemos como ejemplo a varios SAP ficticios y reales:

  • JASON: Es una persona que busca educar a los jóvenes para que lleguen vírgenes al casamiento.
  • FREDY KRUGER: Es una persona que busca venganza por un montón de injusticias que sufrió.
  • JACK EL DESTRIPADOR: Es una persona que colecciona partes de cuerpos femeninos.
  • GEORGE BUSH: Es una persona que busca llenarse los bolsillos con mas dinero del que precisa.

Como pueden ver y observar en los planes de ellos no figura matar a alguien, por lo que se deduce que lo que cualquiera ve como el resultado del SAP (la muerte de alguien) no es otra cosa que un efecto secundario y hasta en algunos casos accidental. Todo esto se debe que en la mente de todos los SAP hay una premisa que debe cumplirse al pie de la letra, y es la siguiente: “El fin justifica los medios, y mientras mas drásticos sean los medios mejor”.

Con todo esto estamos en posición de afirmar que la misión del SAP frente a los Lemming, no es matarlos, sino que la misión del SAP es ayudar a los Lemming a cumplir sus deseos. Como pueden apreciar, en este caso, el SAP es una persona amable y caritativa.

Ahora que entendemos el verdadero móvil del SAP frente a esas simpáticas criaturitas nos plantearemos una simple pregunta. Nosotros, a la hora de ayudar a alguien, ¿cómo lo hacemos?. La respuesta es una: “De la mejor manera posible, poniendo todo nuestro empeño y mayor fuerza de voluntad”. ¿Entendieron la idea?, voy a explicárselas:

  1. Los Lemming desean morir.
  2. El SAP se encargara ayudarlos.
  3. El SAP los ayudara de la mejor manera posible.

Parece que van entendiendo la idea, ¿no?. Con clavarle un cuchillo en el medio de la frente a un Lemming, efectivamente lo estamos ayudando, pero con eso no basta, por que simplemente seriamos unos asesinos, ¿y donde esta lo sangriento y lo psicópata?. En definitiva, no estaríamos ayudando con todo nuestro empeño. Debemos ser creativos a la hora de ayudar, aprovechando todo lo que tenemos a mano y aprovechando al máximo a quien debemos ayudar. Lo que deberíamos hacer es usar nuestro cuchillo para sacarle todas las tripas al desesperado Lemming, una vez que hacemos eso debemos usar esas tripas para ahorcar el cuerpo del Lemming muerto, con todo eso estamos realmente ayudando al desgraciado Lemming, ahí si que seriamos unos verdaderos SAP.

Espero que hayan aprendido algo de este bonito ejemplo, y ya saben, “El fin justifica los medios, y mientras mas drásticos sean los medios mejor”.

Dientuki

Ayudante del Dr. Hyde, agradece a Gomita una vez mas por las laminas para la clase.

Vicisitudes de un dragón en la modernidad, Eclosión

Hace ya un tiempo me porte bien con Usagi, por esa amabilidad que tuve con ella, me envío un regalo. Al mes siguiente un cartero golpeo la puerta de mi casa. Firme los recibos correspondientes, recibí unas facturas, tuve que pagar envío y tramites aduaneros, luego de eso el paquete me fue entregado.

Era una caja de tamaño medio, no muy pesada, con varios carteles en rojo diciendo “frágil”. Tengo la costumbre de tratar de adivinar el contenido de los regalos antes de abrirlos, y una caja es lo mas jodido de adivinar. Agite suavemente la caja, recordando la advertencia y no se escucho ningún ruido.

Deje la caja sobre la mesa de la cocina, y busque un cuchillo para comenzar a abrirla. Quite la tapa, y lo que encontré me llamo poderosamente la atención. Entre todo el papel de diario y pedazos de telgopor, se hallaba un huevo, el triple de grande al de los avestruces y de colores llamativos. Debajo de todo se hallaba un sobre cerrado.

Dejo cuidadosamente el huevo en la caja, saco el sobre y me dispongo a ver el contenido. Dentro había una breve carta que decía…

Dientuki:
Por haber cumplido con tus deberes y habernos ayudado a entregar la web a tiempo te mando un huevo de dragón. No puedes comértelo ya que te quemará el estómago, espero que lo cuides y alimentes (por cierto, no come flores). Te pediría que lo “empolles” pero obviamente no funcionaría (aunque sería sumamente gracioso verte intentarlo). Ponlo en un horno a calor medio hasta que terminen de salirle manchas y eventualmente eclosionará, no olvides acercarte a él antes de que salga para que seas lo primero que vea y achicharre.

PD: El envió y la aduana es por cobrar.

Saludos Usagi

Etto… volví a releer la breve carta y me dejo la misma inquietud. Aunque ahora entendía porque tenia que pagar el envío. Tenia ganas de romper el huevo y ver su contenido, pero si era cierto seguramente mataría al dragón y no quería eso. Así que busque un fósforo y encendí el horno. ¿A quien no le gustaría tener un dragón en su casa?

Espere unos minutos a que el horno tome calor, busque algo de metal para dejar el huevo y lo metí al horno sin mas preámbulos ni ritual alguno. Me puse a ver si pasaba algo y nada ocurría allí dentro.

Fui a calentar el agua para el mate, puse una reposera delante del horno, y me puse a tomar mate mirando como el huevo se incubaba allí dentro. El huevo simplemente no hacia un carajo, no se movía ni nada, estaba ahí nomas. Con sueño y algo de dolor de espaldas me fui a dormir.

El día siguiente fue peor, tenia trabajo así que lleve todo mi escritorio cerca del horno y no escucha musica para estar atento a cualquier ruido que provenga del huevo. Mientras el huevo seguía con su firme rutina de hacer… nada, estar ahí nomas, quietecito. Termine mis trabajos, hice la comida y me senté a la mesa mirando el horno, estando atento a la quietud del huevo. El horno se había convertido en mi nueva caja boba.

El día siguiente fui mas interesante. Era de noche, estaba cansado del trabajo del día, y me estaba durmiendo mirando el huevo, cuando me pareció que se había movido. Medio dormido intento ver fijamente el huevo y mi sospecha era cierta, el huevo estaba eclosionando. Rápidamente apague el horno.

Al principio solamente se balanceaba, luego se comenzó a rajar en 2 o 3 lugares, hasta que salio una especie de…. ¿pie? El color era algo parecido a un verde oscuro y cubierto de algo viscoso, se movía torpemente fuera del huevo, hasta que salio otro pie o “mano” del otro lado. Ambas extremidades se movían torpemente mientras el huevo cada vez se balanceaba mas. No sabia si pertenecían adelante, o atrás, ni tampoco como se acomoda un dragón dentro de un huevo, así que estaba maravillado viendo eso y tratando de adivinar donde seria el próximo lugar donde salga algo.

Escuche otro ruido de huevo que se rompía y no se veía nada nuevo, salvo algo que se movía por detrás, asumí que debía ser la cola. Repentinamente se rompió la parte de adelante y el dragón asomo su cabezita. Era algo pequeño, con los ojos cerrados todavía, abrió su boca pero no emitió ningún ruido. Pasaron unos segundos y comenzó a abrir los ojitos, eran de color avellana y emitían un inmensa ternura. Me quede hipnotizado viendo sus ojos y no me percate cuando salieron las dos extremidades restantes.

A pesar de tener bastante de su cuerpo fuera del huevo, todavía tenia unas partes pegadas. Intento pararse y se cayo, rompiendo lo que quedaba de huevo. Con la cabeza alcanzo algunas partes y comenzó a comerlo. No podía creer que tenia mi propio dragón, lo único que podía pensar era si podía lanzar fuego y hasta que punto son domesticables.

Volvió a intentar ponerse de pie y esta vez lo logro. Camino torpemente hasta otro resto de huevo y se lo comió, siguió haciendo eso hasta que ya no quedaron restos. Temeroso, busque una toalla, abrí la puerta del horno y lo envolví suavemente, por suerte no escupió fuego como dijo Usagi. Lo arrope en mis brazos como si se tratase de un bebe, acomodo su cabeza contra mi cuerpo y se puso a dormir.

Así es como ahora estoy al cuidado de un dragón, que todavía no tiene nombre y no se si escupe fuego por su boca. Espero que si, de lo contrario me regalaron un dragón fallado sin posibilidad de devolución.

Demonios interiores, miedo

A estas horas debería estar durmiendo, afuera hizo un calor insoportable en todo el día y para esta noche anuncian lluvia, pero no esta sucediendo todavía. Esta noche tratare de llevarlos en un viaje de terror dentro de cada uno de ustedes.

Hay muchas cosas que nos aterran en este mundo, lo que aterra a uno puede no aterrar a otro; pero lo que aterra a casi todos en general, es uno mismo.

Freud es quien mas horror nos causa en este tema. El hombre antes pensaba que solamente existían ellos en el universo, con el tiempo se dieron cuenta de que la tierra era redonda y que había mas gente en el mundo. Cuando sucedió esto, el hombre pensó que el mundo era el centro del universo. Luego vino Galileo Galilei, dijo que había mas cosas en el universo, y que la tierra giraba alrededor del sol y no al revés como se pensaba… así fue como casi fue quemado por hereje. Despojados de nuestro gobierno Universal, de ser el centro de todo, solamente nos quedaba ser dueño de nosotros mismos. Aquí es cuando Freud, con su modelo del funcionamiento del cerebro, nos borro de un plumazo de nosotros mismos. Somos lo que queda luego de haber superado el complejo de edipo/electra, y que nos gobiernas 3 partes diferentes, el yo, el ello y el superyo. Si no superamos el complejo de edipo/electra, seremos unos psicópatas con muchos problemas.

Asi es como Freud nos termino de despojar de todo.

Despojado de todo, intentamos entendernos. El problema también esta, en que la gente cambia con el pasar del tiempo, lo que nos lleva a un eterno desconocimiento de nosotros mismos, y el hombre por naturaleza teme a lo desconocido.

Tenemos miedo de nosotros, no sabemos de lo que somos capaces. En determinadas situaciones nos embargan sentimientos que no sabemos catalogar (que tal ves ni necesitemos catalogar, pero allí esta en nuestra naturaleza, poner orden, siendo que el universo tiende al caos y a la destrucción), en otras nos llama la atención la falta de ellos. Los disparadores de esos sentimientos cambian, así como del amor al odio hay un solo paso… y en lo personal pienso que el amor y el odio es lo mismo.

También tenemos nuestros demonios, nuestros problemas personales, esos que están ahí al acecho para aprovechar cualquier oportunidad para torturarnos, algunos incluso generan esas oportunidades de diferentes maneras.

Así es como el hombre, temeroso de si mismo, temeroso de sus demonios, se lanza a la sociedad. Una sociedad que esta igual que él, pero que por temor ve a cada individuo como una posible amenaza… es bien sabido que un ser temeroso, obrara por miedo, intentando sobrevivir, no hay porque ponerse vergonzoso, esta en nuestros genes mas antiguos así como la necesidad de cazar. Sonreír a un desconocido, no es un acto de galantaneria ni buenas costumbres, es un reflejo de nuestros genes, indicando que tenemos miedo. Alguien con temor actúa de manera defensiva, y muchas veces eso implica atacar primero y preguntar después.

No solo estamos indefensos y con miedo, sino que gente igual que nosotros nos comienza a atacar, por mero acto defensivo pero igual nos ataca; aquí es donde reaccionamos de la misma manera y nos lleva al caos y destrucción que esta predestinado el universo. No me digan pesimista, las leyes de la termodinámica apoyan mi exótica teoría. Veamos los hechos mundiales y veremos como la violencia aumenta día a día.

El hombre teme de si mismo, y del congénere que esta a su lado; nuestro peor temor no esta en nuestro medio ambiente, sino dentro de nosotros, o dentro de eso que creemos que somos nosotros.

Y creo que eso es miedo en estado puro.