El reloj!! El reloj!!

El dia de los enamorados me deparo un reloj. Aparte de dar la hora, tenia luz, alarma y se podía sumergir. Muy bonito, pero con un problema… su malla era de “plástico”, en realidad es otro material pero para mi gran conocimiento, es “plástico”.

Reloj, pero no el mio Por ese detalle fuimos a cambiarlo, el día que fuimos a cambiarlo no había ninguno de mi gusto, asi que decidimos volver en 2 semanas… que fueron 4.

El sábado pasado lo cambiamos, por fin uno de los que tenían me gusto. Cual persona de baja clase social (para no decir negro cabeza) me lo lleve puesto. Paseamos todo el resto del día, muy contento con mi reloj… hasta lo use!!!! Al llegar a casa lo sobre la chimenea.

Al otro día nos alistamos para salir otra vez, me cambie y me puse bonito (bueno, intente) ya estaba listo cuando me dicen.

—¿No te falta nada??
Continúa leyendo El reloj!! El reloj!!