Invitado inesperado

Ayer me llamo un amigo, compro unas nuevas partes para armarse una pc y tenia que volver a instalar windows. El problema de él era que tenia que mover unos archivos de la partición del sistema.

Mi primera opción fue recomendarle un livecd de linux, pero no quería y vino a mi casa con el disco para conectarlo a mi pc y hacer eso tranquilo.

Pasada unas horas vino a mi casa, conectamos el disco y comenzó el paso de información. Mientras él hacia eso, yo estaba con el mate caminando por mi casa. Durante esos momentos me dice.

—¿Dientuki, tenes una rata viviendo dentro de tu computadora?

—WTF?!?!?!?! como así?

—Escucha el ruido que hace.

Acerque mi oreja a Elizabeth e indefectiblemente se podía escuchar como si un roedor estuviese dentro de ella, paseando. Mi primera impresión fue asombro, luego preocupación, ya que el ruido aparentemente provenía del disco rígido. Espere a que terminen con el movimiento de información, pensando que era eso y así fue, dejo de hacer ruido la rata.

Hoy me volvió a pasar lo mismo, comencé a escuchar otra vez el ruido de rata investigando algo, y no estaba haciendo movimiento de disco, así que me preocupe esta ves. Esta ves fue diferente, ya que el ruido aparentaba venir detrás mio y no desde dentro de la pc. La rata salio de la pc me dije. Baje el volumen de la pc y empecé a seguir el ruido.

Encendí las luces de mi casa, moví unos trapos y vi lo que estaba haciendo ruido… un grillo. Si, ese insecto pequeñito con patas que salta. Hacia varios días lo había visto en la cocina, pero como no me gusta agarrar insectos con mis manos lo deje ahí, tampoco los mato por que dicen que dan mala suerte… no soy supersticioso, pero que las hay las hay (hola Ju)

Abrí la puerta, tome con mis manos el trapo donde estaba pepe grillo, y lo invite cortésmente a irse al carajo con su ruido de rata investigadora.

Ahora ya no hay “roedores” en mi casa ni dentro de Elizabeth. Mientras buscaba una foto para el post, me fije varias curiosidades que tiene la wikipedia sobre los grillos, y me encontré con esto:

La longitud de onda del canto de un grillo es similar a la distancia que hay entre los dos oídos humanos, razón por la cual resulta difícil establecer la localización de un grillo por su sonido.

Tal ves por eso se me hacia difícil encontrar de donde provenía y que era el ruido.